CHARLA 17 de marzo de 2017 a las 20:30 h.
En el Herbolario de Belén.
C/Juan Martínez Villergas, 6 (Parquesol) Valladolid

Comparte: Estela Labajo Duque
www.estelacreativa.es

Apuntes del Útero.
de vuelta a la unidad

Observarnos y reconocernos tal como somos nos devuelve el color, la confianza y la fuerza de vivir nuestra vida. Mi deseo es inspirarte, sea cual sea tu sexo o tu edad, para observar tu propia naturaleza y sensibilidad individual, para poder gestionar tu propia vivencia.

Apuntes del útero. Estela Labajo Duque. www.estelacreativa.es
 
 

Observarnos: desde la emoción, el pensamiento y la biología de nuestro cuerpo. Leer su mensaje.
Más allá de los programas y mitos del sexo con el que nacimos.
Superando la separación que nos ve diferentes, opuestos, en lucha.
Tanteando el concepto de la Matriz Global que nos sustenta.

Nacer hombre o nacer mujer no significa nada en particular. Tan sólo nos predispone a experimentar la vida con distintas herramientas, sin que este hecho tenga como objetivo enfrentarnos, distanciarnos o separarnos unos de otros.

El objetivo de la charla

Esta charla no es exclusiva para mujeres puesto que el conocimiento es global y aunque hablaremos de herramientas que se experimentan en un cuerpo de mujer, veremos su paralelismo en los cuerpos de hombre y enfocaremos cualquier tema desde un punto de vista de "observador" y holístico.

Decido hablar de mi propio proceso de observación en este tema y compartir lo que de ello he destilado: mi propio conocimiento-abierto y mis propias herramientas que me han servido, sobre todo, para estar en paz conmigo, tener menos miedos, sentir menos culpa, más confianza y como consecuencia tratar a los demás y a mí misma con más ternura y paciencia, lo cual es útil en mi día a día en todos los aspectos, desde lo más cotidiano a lo más sutil. Desenvolver toda esa coraza me lleva al encuentro conmigo misma. Y el trabajo no termina ahí, sino que continúa infinitamente mientras dure la vida, pero es un camino de alegría y de disfrute como aquel que va de viaje al encuentro de un viejo y amado amigo.

Mi objetivo es que esta experiencia narrada pueda inspirar a otros a observarse a sí mismos y dignificar su propia experiencia con honestidad, disfrute y aceptación.

La vivencia que aporto a la charla

En mi experiencia, la observación del funcionamiento de mi propio cuerpo (en este caso de mujer), me reveló cómo los programas mentales de lo que “es ser mujer” están grabados en cada célula, en cada evento propio de mi cuerpo de mujer y, lo más importante, están deseando ser escuchados y comprendidos.

Para ello primero tuve que meterme de lleno en intentar comprender qué me sucedía en cada evento de cuerpo como mujer, en lo emocional y mis pensamientos (programas mentales y sociales). Necesitaba entender cómo decían los expertos que funcionaba mi útero (su fisiológía), como decía la cultura popular que funcionaba y, finalmente, escucharme yo cómo me funcionaba a mi (la experiencia de lo práctico y lo sutil, más allá del órgano). Y de esa experiencia pude destilar la esencia de esta experiencia que deseo compartir, lo que hay debajo de todas esas corazas y axiomas de ser mujer, y por consecuencia de ser hombre.

No se trata de encontrar una norma que valga para todos, si no de observarse a uno mismo y mediante eso encontrar la "norma" que vale para ti. Aprender de uno mismo.

Sobre la energía femenina y masculina

No creo que lo femenino o lo masculino estén vinculados al sexo con el que nacemos. Son fuerzas primarias que lo componen todo y no pueden ser contenidas o delimitadas por un cuerpo. Ninguna de ellas existe sin la otra. Jamás estuvieron enfrentadas si no que llevan eones cooperando juntas para crear dentro de la unidad que son. Son dos partes indivisibles de la misma cosa. Vincular erróneamente femenino a mujer y masculino a hombre ha traído mucho sufrimiento a nuestras vivencias. Por eso no hablaré de lo femenino como si fuera algo exclusivo de mujeres. En esta charla se hablará (o no) de lo masculino y lo femenino indistintamente y nunca vinculado a un sexo exclusivo, ni como lucha de poder entre uno y otro, porque esa lucha en origen no existe. La lucha está en los programas y el sufrimiento generado por los viejos conceptos en los que hemos creído. No es tiempo ya para ningún tipo de lucha que nos enfrente unos a otros, es momento de que hagamos el trabajo de andar el camino hacia la comprensión y la cooperación mutua (movimiento original de lo femenino y lo masculino), sin esperar a que alguien o “el otro” lo haga por nosotros. El verdadero deseo de nuestro corazón es estar unidos.

Lugar y marco de la charla

DÓNDE: La charla tendrá lugar en El Herbolario de Belén en C/Juan Martínez Villergas, 6 · Parquesol, Valladolid.

CUÁNDO: El día 17 de febrero de 2017 a las 20:30h. Durará 1 ó 1:30h en la que la última media hora compartiremos vivencias.

elherbolariodebelen